Visor Bolivia Diario Multimedia
Lunes, 3 de Agosto de 2020

La Constitución Política del Estado establece en el Artículo 137 “En caso de peligro para la seguridad del Estado, amenaza externa, conmoción interna o desastre natural, la Presidenta o el Presidente del Estado tendrá la potestad de declarar el estado de excepción, en todo o en la parte del territorio donde fuera necesario. La declaración del estado de excepción no podrá en ningún caso suspender las garantías de los derechos, ni los derechos fundamentales, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los derechos de las personas privadas de libertad”.

Escribe Alberto Mansueti

Escribe Alberto Mansueti

Crucifijos e intolerancias

El paso del siglo XX al XXI ha sido como un mal paso, en muchos aspectos, y tal vez el peor es la cerril intolerancia a las creencias de los demás. Una cosa es ser fanático de sus convicciones; yo lo soy. Pero otra cosa es la inaceptable pretensión de suprimir las ajenas por las vías compulsivas: la intolerancia anti-religiosa o religiosa, de ateos y creyentes por igual, impuesta por el estado, que imposibilita la convivencia democrática, y así, sólo conduce a la violencia.

Antes de salir de casa, Cecilia se puso su barbijo, guantes de látex y echó un frasco de alcohol en gel al bolsillo de su canguro. Ni en el recinto ni en su mesa electoral había fila. Presentó sus documentos y uno de los jurados le entregó la papeleta. La veinteañera tomó el bolígrafo y se dirigió al improvisado “cuarto oscuro” de votación, ubicado en una esquina del aula escolar. Desdobló la papeleta y votó contra los candidatos del partido antidemocrático.

Vayan tomando nota quienes creen que esta “gripecita” (como muchos insisten en llamar aun al Covid-19) ya, ya, se pasa, y que el otro dañino virus que hace estragos en la política boliviana también está “controlado” (el mal ético). Ambos están golpeando duramente a la población, con un efecto aun más devastador hoy, porque llegan en combo.

En aguas revueltas ganancia de pescadores, es un adagio imperecedero en el mundo de los negocios, el deporte, el marketing y, con mucha más fuerza, en la política.

Escribe Carlos Armando Cardozo

Escribe Carlos Armando Cardozo

“Angry Mob”

Canción inmortalizada por la banda Kaiser Chiefs, excelente, por cierto; la misma lleva consigo una frase que refleja un aspecto muy importante de nuestra realidad a lo largo de estos meses de cuarentena: “Somos la mafia enojada, leemos los diarios cada día, nos gusta quien nos gusta, odiamos a quien odiamos, pero también somos fácilmente manipulados”.

Estamos ante un fenómeno que hace poco era inimaginable: la aparición de las redes sociales en Internet: Facebook, WhatsApp, Twitter y Linkedin, y aplicaciones como Snapchat, que usamos para comunicarnos, enviar mensajes de diversa índole, recoger informaciones sobre acontecimientos sociales, políticos, económicos, opinar y, en su caso, plantear acciones ante los problemas que se susciten.

Escribe Alberto Mansueti

Escribe Alberto Mansueti

Disforia política

La ideología de género ha puesto de moda el concepto “disforia de género”: insatisfacción, pena e incomodidad con el propio sexo. Antes se trataba como un desorden mental, pero hoy la corrección política lo ha “redefinido” a su gusto, y ya no lo quieren ver como una patología.

El psicólogo francés Nicolás Guéguen estudió los beneficios del contacto físico. Comprobó, mediante experimentos, que dar un toque sutil, en la parte superior del brazo, incrementa notablemente las posibilidades de que una persona acepte las peticiones de otra. Pasa lo mismo cuando un político estrecha la mano de un elector desconocido y éste siente calidez o frialdad, lejanía o confianza, honestidad o indecisión.

Escribe Maggy Talavera

Escribe Maggy Talavera

Evidencias

Cualidad de evidente, dice el diccionario al buscar la definición de evidencias. Y evidente no es sino algo que “es tan claro y patente que no puede ser puesto en duda o negado”. Es evidente, por ejemplo, que una pandemia llamada Covid-19 golpea a casi todos los países del mundo. Bolivia, entre tantos.

Escribe Hugo Marcelo Balderrama

Escribe Hugo Marcelo Balderrama

Sociedades líquidas y esclavitud

A diferencia de épocas anteriores, el total de nuestra vida social se mueve en principios éticos débiles y relaciones humanas inestables. Eso que Zygmunt Bauman, profesor de sociología de la Universidad de Leeds, llamó Sociedad Líquida.

Escribe Carlos Armando Cardozo

Escribe Carlos Armando Cardozo

El caos como sistema

Si algo nos señala la teoría del caos, es que podemos ser testigos de hechos aparentemente aleatorios y espontáneos totalmente aislados uno del otro, que posteriormente demuestran guardar una relación estrecha y forman parte de un esquema superior el cual sirve a un efecto o consecuencia de proporciones inimaginables.

Escribe Luis Christian Rivas

Escribe Luis Christian Rivas

La criptoanarquía

Cuando entro al baño de una casa ajena, cierro la puerta, no porqué esté haciendo cosas ilegales, sino por tener un espacio privado para desenvolverme en la intimidad, como lo hiciera en mi habitación sin que existan unos ojos que observen mi anatomía genialmente diseñada por el creador.

El racismo volvió a ser un tema de discusión; en el ámbito internacional, a consecuencia de los recientes sucesos acaecidos en los Estados Unidos, y en el ámbito interno, por las declaraciones de una autoridad nacional.

Bolivia opina

Escribe Rodolfo Faggioni

¿El nacimiento? un lujo para pocos

El nacimiento sigue siendo un lujo en la mayoría de los países en vía de desarrollo: mil mujeres y más de siete mil niños mueren cada día por complicaciones durante el parto, que podrían ser facilmente evitables si para ayudar al nacimiento hubiese una partera. Pero no es así para 50 millones de mujeres en el mundo, de las cuales 2 millones dan a luz en total solitud.

Escribe Marcelo Ostria - Trigo

Escribe Marcelo Ostria - Trigo

Crisis y esperanza

Muy pocos –si los hay– ponen en duda que el país sufre una profunda crisis por la pandemia del coronavirus. No valen las acusaciones precipitadas contra quienes combaten mal, ni las loas a los que hacen lo que es posible y necesario. Lo dramático es que en nuestro país hay miles de contagiados y cientos de muertos, causando temor y desesperación especialmente en los menos favorecidos.

Escribe Alberto Mansueti

Escribe Alberto Mansueti

El barrio pobre de occidente

Eso es lo que somos y siempre fuimos, América latina: el barrio pobre de Occidente. Con sólo un par de breves excepciones: Argentina comenzó un despegue a comienzos del siglo XX, y Chile a fines; pero poco duró la fiesta. Y ahora, en el siglo XXI, la no pocas veces anunciada decadencia de Occidente ya se hace inocultable, y nos afecta a nosotros, los pobres, mucho más que a los vecinos ricos.

Bolivia opina

Escribe Weimar Arandia Palenque

El coronavirus, un indicador de educación

Los países con una población bien educada, de buenos ciudadanos sublimados por una buena formación en la casa y la escuela han tenido éxito en la contención de la pandemia del Covid-19.

Una mañana de julio, mi profesora Inés de Guerra, en la escuela Modesto Omiste de Uncía (Potosí), me dijo que debía decir a mi mamá que compre una cinta con los colores de la Tricolor para lucirlo en mi pecho en las fiestas Patrias. Hasta ahí, todo bien.

Escribe Hugo Marcelo Balderrama

Escribe Hugo Marcelo Balderrama

Ahora todos somos homeschoolers

Según el informe oficial del Ministerio de Educación de Bolivia, para el año 2017 existían un total de 2,853,148 escolares en el país. De los cuales 1,386,675 son mujeres y 1,466,473 son varones. Pero desde la llegada del COVID-19, todos esos muchachos tuvieron que refugiarse en sus hogares.

Mostrando 60 de 899 registros