Visor Bolivia Diario Multimedia
Miércoles, 8 de Abril de 2020

LA PAZ Y EL ALTO INSISTIRÁN EN REVOCAR AMPLIACIÓN DE OPERACIONES DE EPSAS

CIUDADES | 26 Nov 2017

VISOR BOLIVIA / Redacción Central.- El proceso para la consolidación de una nueva empresa metropolitana que se encargue de brindar el servicio de agua a las ciudades de La Paz y El Alto quedó truncado con la ampliación de la intervención a favor de la Empresa Pública Social de Agua Potable y Saneamiento (EPSAS). Sin embargo, concejales de ambas ciudades esperan revocar esa norma mediante un último recurso jerárquico.

La intervención de EPSAS debía concluir a fines de septiembre, pero la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), encabezada por Víctor Rico, determinó ampliar por un año más las operaciones de la cuestionada empresa que hace un año comenzó a mostrar ineficiencia y corrupción interna con el conflicto de desabastecimiento de agua para La Paz.

La respuesta de los municipios fue pedir el cumplimiento de las normas y plazos constitucionales, pues el servicio de agua y saneamiento es atribución de los gobiernos autónomos municipales. En ese sentido, se propuso la creación de la Unión Metropolitana de Agua (UMA), una entidad conformada por los municipios de La Paz, El Alto, Viacha, Pucarani, Laja, Mecapaca y Palca con base en los activos de la residual Samapa.

Rico explicó que la ampliación fue acordada con los representantes municipales, pero en dicha reunión no hubo participación de las alcaldías de La Paz y El Alto que estaban en proceso de responder a 58 observaciones realizadas por la AAPS.

EPSAS actualmente responde al Gobierno central bajo dependencia del Ministerio de Medio Ambiente y Aguas.

La concejal paceña Cecilia Chacón advirtió que en reuniones vecinales de este fin de semana se exigió la creación de UMA y por ello se coordinarán acciones con los representantes alteños para presentar un recurso jerárquico de revocatoria a la decisión de Rico.

“Hemos escuchado el pronunciamiento de los vecinos, y nosotros continuamos con nuestras gestiones ante la autoridad de agua potable y saneamiento, vamos a continuar trabajando e informando a los vecinos sobre las acciones que venimos realizando”, dijo según el portal AMN.

Antes de la declaratoria de ampliación de operaciones, el concejal de El Alto, Javier Tarqui, había anunciado que EPSAS tenía “los días contados” en esa urbe.

Paralelamente, Tarqui mostró planillas de sueldos en EPSAS que excedían cualquier cálculo operativo y destinaban la mitad del presupuesto en ese gasto corriente.

Los salarios detectados fluctúan entre Bs 4.185 para los plomeros, Bs 7.149 para los supervisores que van a las casas a verificar fugas de agua, hasta Bs 13 mil para jefaturas y Bs 15 mil para el gerente general Humberto Claure.

Para los ediles de La Paz y El Alto ni el Gobierno ni el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas están dispuestos a dejar el control de EPSAS, pues se actúa por criterios políticos para no ceder la administración a ambos municipios controlados por los opositores Soberanía y Libertad (Sol.bo) y Unidad Nacional (UN), respectivamente.

Entre diciembre de 2016 y enero de este año, ambas ciudades sufrieron el racionamiento del líquido elemento por la falta de política de prevención ante la baja del caudal en las represas que dotan de agua a casi dos millones de habitantes.

//@VisorBolivia/ Fotos: Archivo GAMLP/ AMN// 

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
El masismo ha apelado a las fake news para hacer campaña en medio de la cuarentena / WEB MONTAJE

POLÍTICA | 30 Mar 2020

MONITOR / POR TARIJA.- La desinformación política activada en tiempos de pandemia y emergencia sanitaria en Bolivia, no solo tiene la labor de confundir a la población, sino que son acciones que incurren en figuras penales como delitos contra la salud pública, desobediencia a la autoridad, impedir o estorbar el ejercicio de funciones, entre otros, explicó la diputada Ginna Torrez.