Visor Bolivia Diario Multimedia
Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Escribe: Maggy Talavera

“Injusticias, y no es por falta de colchones”

OPINIÓN | 22 Abr 2018

“Les estoy diciendo: el colchón de cualquier cosa voy a ser yo”, se oye al jefe decir al trío de voces que se identifican en el audio como subordinados al primero. El jefe se reconoce como el fiscal departamental y este a su vez identifica a sus interlocutores como “doctora Sandra”, “Gustavo” y “Pablo”. Discuten sobre presentar o no acusación contra alguien al que identifican como “Castellanos”, por “delitos de corrupción” como servidor público. En la discusión queda claro que se refieren a la caída de un puente, obra de una alcaldía y de un daño económico superior a los 11 millones de bolivianos.

El fragmento del audio hecho público dura poco más de ocho minutos. Suficiente para ver de qué se trata. Se trata del exalcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos, acusado a fines de 2015 por varios delitos, tras el hundimiento de la plataforma del puente construido en su gestión entre la avenida Independencia y la 6 de Agosto en la capital cochabambina. La discusión es dura y reveladora. Se escucha al fiscal departamental presionando a tres fiscales anticorrupción para que no presenten acusación contra Castellanos y sí aprueben la ampliación de la investigación. Estos rebaten, alegan que sería ir contra la norma y dan otros argumentos: el caso podría extinguirse, no habría resarcimiento de daños y, por si fuera poco, podrían ser ellos mismos acusados luego por incumplimiento de deberes.

Es ahí donde se oye al “jefe” ofrecerse como colchón. “Es que si ustedes me dicen de que no se puede, porque ustedes tienen cierta aprehensión a las consecuencias jurídicas, yo les estoy dando la posibilidad de asumir yo las consecuencias jurídicas que, desde ya, no las va a haber. No soy tampoco de las personas que voy a poner mi cuello y voy a jalar la guillotina, por el solo hecho de demostrarles a ustedes que se podía.” Antes ya les deja en claro que él ha arreglado “la parte externa”, que tiene todo controlado en la parte del órgano judicial, que no habrá ningún procesamiento y que atiende “instrucciones”. En el audio hay muchos más datos reveladores, pero por ahora estos bastan para ir al tema de fondo: la indefensión ciudadana frente a una administración de justicia cada vez más corrupta e impune.

No es un problema menor. Es un problema gravísimo.

No se trata apenas de lo expuesto hoy en este audio, que seguro ya es de conocimiento del fiscal general de Bolivia. Lo visto en este caso es una práctica común que se consolida con la complicidad de la policía judicial y de las autoridades judiciales. De esta perversa manipulación se benefician no solo los que ostentan el poder político, sino también otros que operan desde otras áreas, ya sea en el campo de la economía formal, como informal. Preocupa más cuando la corrupción es alentada desde los operadores del aparato estatal, porque sus ilícitos no afectan apenas intereses privados y particulares, sino que dañan los bienes públicos y vulneran derechos colectivos. Es el caso del colapso de un puente que les costó a los cochabambinos más de 13 millones de bolivianos, además de la buena fe.

Imposible no imaginar el peor escenario frente a otras denuncias más graves que las del puente colapsado en Cochabamba: Fondo Indígena; desfalco al Banco Unión; descontrol en las obras del programa Bolivia cambia, Evo Cumple; casos YPFB; caso Morales-Zapata; y un largo etcétera. Incluyo en la lista el caso Ròzsa, porque aun no siendo uno que aluda a obras e inversiones públicas, grafica muy bien cómo policías, fiscales y jueces manipulan la administración de justicia, cumpliendo instrucciones políticas y sirviendo de colchón, a sabiendas de que gozan de total impunidad. Tal cual lo dice el fiscal en el audio citado, con un tono que contrasta a las voces timoratas de los fiscales a los que se enfrenta.

Este es el problema mayor hoy en Bolivia. Mientras consintamos la continuidad de unos administradores de justicia sometidos al interés político de los gobiernos de turno (en los tres niveles, sin excepción), no habrá garantías constitucionales, ni presente y futuro dignos para la mayoría de los bolivianos. Es posible revertir este panorama desalentador, cómo no. Una meta que la humanidad persigue desde hace siglos, como me recuerda un texto que data de 2.500 años antes de Cristo: “Este mundo es terrible. Los militares son violentos, los jueces son prevaricadores, los comerciantes engañan en el peso, las mujeres traicionan a sus maridos, los hombres han perdido el sentido del deber. Las cosas no pueden seguir así. Este mundo se acabó”.

/*MAGGY TALAVERA ES PERIODISTA Y DIRECTORA DE SEMANARIO UNO//

//**LOS TEXTOS REPRODUCIDOS EN ESTE ESPACIO DE OPINIÓN SON DE ABSOLUTA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO COMPROMETEN LA LÍNEA EDITORIAL PLURAL – LIBERAL DE ESTE MEDIO DE COMUNICACIÓN//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
La última sesión del Senado fue presidida por la masista Eva Copa / TWITTER

POLÍTICA | 28 Oct 2020

PÁGINA SIETE.- La última sesión ordinaria del Senado, que se realizó este martes, modificó el reglamento de la Cámara de Senadores para saltar los dos tercios en al menos 11 temas claves. Éstas decisiones ya no serán tomadas por dos tercios sino por mayoría, es decir acorde a la cantidad de escaños que tendrá el MAS en la Cámara Alta.

Foto agencias

ECONOMÍA | 27 Oct 2020

La estatal minera apela a planes alternativos para reflotar la crítica situación económica en la que se halla

Foto agencias

POLÍTICA | 27 Oct 2020

Alarcón señaló que la justicia es uno de los temas más importantes de la agenda del país que se debe resolver

Foto agencias

ECONOMÍA | 27 Oct 2020

Todas las categorías experimentaron una disminución en valor y volumen, excepto las compras externas de alimentos y bebidas 

Foto agencias

SEGURIDAD | 27 Oct 2020

Las autoridades exhortan a los padres de familia o tutores tomar mayor precaución y promover a la familia como un espacio de unidad

Foto agencias

SOCIEDAD | 27 Oct 2020

Según testimonio de los comunarios, los cultivos afectados estaban casi listos para la cosecha y existen vacas y ovejas heridas