Visor Bolivia Diario Multimedia
Martes, 4 de Agosto de 2020

Escribe Maggy Talavera

Líbranos de la herencia maldita…

OPINIÓN | 24 Nov 2019

La renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, hecha pública hace dos domingos, marcó un punto de quiebre insospechado para muchos en la suerte que estaba corriendo el país desde hacía más de diez años.

Aturdidos por el anuncio, unos entraron en pánico creyendo realmente que el sol se iba a esconder y la luna se iba a escapar, como alardeó en noviembre de 2015 el exvicepresidente García. Otros se pusieron eufóricos al punto de creer que eso era suficiente para acabar con los males que nos agobian. Y algunos más, que suelen ser menos y poco visibles en ambos bandos, comenzaron a frotarse las manos y a hacer cálculos para ver qué podrían pescar en semejante río revuelto.

A no dudar que lo siguen haciendo. Así funciona la disputa de poder en el mundo real. Un dato de la realidad que esta vez, ojalá, no sea soslayado por esa gran mayoría ciudadana que se volcó a las calles durante casi un mes para dejarle saber a Morales y a su cúpula que estaba harta de sus abusos y mentiras. Hay que insistir en esta advertencia, si acaso se quiere lograr un saldo positivo de esta crisis que ha estado a punto de llevar a Bolivia al extremo de padecer una guerra civil. A partir de este punto de quiebre el país puede dar inicio a un auténtico proceso de cambio o puede también, por el contrario, echar a perder esta oportunidad histórica. El riesgo de que esto último suceda existe, lamentablemente.

¿Dónde está el peligro? Otra vez, en la mala memoria colectiva que nos lleva a repetir los errores del pasado reciente. El más peligroso e inminente ahora, el de desentendernos otra vez de la política. O mejor dicho, de lo que están haciendo los actores políticos, sean partidarios, cívicos, empresarios, etcétera. Volver a caer en los vicios del pasado, como el de la masa que se obnubiló ante el fenómeno Evo, transformándolo en casi un dios al que todo se le estaba permitido y al que nadie podía cuestionar, sería realmente desastroso. Olvidar que el verdadero poder reside en la ciudadanía, consciente y movilizada, sería otro error. Excusarnos de cobrarles el cumplimiento de la palabra empeñada, la promesa hecha y coherencia en cada uno de sus actos, sería peor aún.

Y no vale pretextar que este no es el momento. Si no es ahora, ¿cuándo? El momento es hoy, en esta transición difícil. Este es el momento de marcar bien la cancha, de definir con claridad las reglas del juego, de señalar sin pelos en la lengua los errores y no apenas los aciertos. Este es el momento de comprometernos de verdad contra la práctica perversa del cinismo elevado a su máxima potencia por Morales y el masismo, y por una larga lista de seguidores y hasta antagónicos del gobierno del MAS. No basta despotricar solo contra los que ya cayeron (aunque siguen causando daño con sus últimos coletazos). Si vemos que los que han llegado para salvar este punto de quiebre se molestan con nuestra voz de reclamo, pongámonos otra vez en apronte, porque es mala señal.

Tal vez valga la pena refrescar un poco la memoria, recordar cómo llegó Morales al poder, quiénes y cómo le allanaron el camino antes de 2006, quiénes y cómo le alimentaron aun más su sed de poder total (nunca creí el cuento del indígena-campesino humilde, pacífico y demócrata).

Comenzó así, con veneración, creyendo que sería el salvador de la patria, al que nada se le podía cuestionar, criticar, reclamar. Y miren cómo acabó: un dictadorzuelo al que cuesta cortarle la sed de violencia y muerte, aun estando ya fuera del poder. Claro que hay que tener bien en claro la diferencia entre la sinceridad y el sincericidio ahora y siempre, sopesar lo que decimos sosteniéndonos en el sentido común y no en la censura o autocensura. Son tiempos difíciles, sí, pero pueden ser mejores o peores según lo que decidamos hacer o cómo actuar a partir de hoy. Todavía hay un largo camino a recorrer para decir que estamos en paz, que el verdadero proceso de cambio comenzó.

//*MAGGY TALAVERA es periodista y directora de Periodismo sin Photoshop//

//**LOS TEXTOS REPRODUCIDOS EN ESTE ESPACIO DE OPINIÓN SON DE ABSOLUTA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO COMPROMETEN LA LÍNEA EDITORIAL PLURAL – LIBERAL DE ESTE MEDIO DE COMUNICACIÓN// 

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Un punto de bloqueo en Cochabamba donde tampoco dejaron pasar agua a la propia zona sur / ABI

SOCIEDAD | 3 Ago 2020

VISOR BOLIVIA / Redacción central.- Tanto el Gobierno constitucional como el candidato presidencial Carlos Mesa, coincidieron en calificar los bloqueos de los sectores aliados al Movimiento Al Socialismo (MAS) como atentados contra la salud pública e incluso delitos de lesa humanidad.

En esta foto de archivo de de septiembre de 2018, Claudia Díaz Guillén, enfermera del ex presidente venezolano Hugo Chávez, deja el tribunal nacional en Madrid, España / AP

MUNDO | 3 Ago 2020

Díaz, presuntamente, recurrió a una de las maneras más antiguas de mover grandes cantidades de dinero de manera anónima: comprar oro

Las clases virtuales quedaron a acuerdo entre padres y centros educativos / ARCHIVOS

SOCIEDAD | 3 Ago 2020

Una interrupción prolongada del proceso educativo tendría serias consecuencias, los estudiantes corren el riesgo de retrasar su aprendizaje

Foto agencias

ECONOMÍA | 3 Ago 2020

"Vivimos una crisis que afecta la salud, educación, economía, trabajo e institucionalidad"

Foto agencias

SOCIEDAD | 3 Ago 2020

Proporcionaremos a los hospitales de la región uno de los medicamentos anti-COVID más eficientes 

Foto agencias

POLÍTICA | 3 Ago 2020

La CPE establece que el informe presidencial debe realizarse desde la Casa de la Libertad