Visor Bolivia Diario Multimedia
Domingo, 5 de Diciembre de 2021

Escribe Erick Fajardo

Los cocaleros no son indígenas

OPINIÓN | 4 Oct 2021

Cuando en el clímax de una crisis política y social auto inducida por el gobierno del MAS, Evo Morales reaparece para acusar a la Unión Europea de mentir y “proteger a asesinos de indígenas”, es impostergable restituir un hecho semiológico. Los cocaleros del trópico de Cochabamba –y de entre todos ellos, su máximo líder- no son indígenas.

Los sindicalistas movilizados y abatidos en el municipio de Sacaba en 2020 durante los enfrentamientos con el gobierno transitorio, por muy víctimas de violencia letal y merecedores de justicia, no eran indígenas.

Semejante postulado, en el ambiente de embriaguez retórica y apropiación cultural en el que ha vivido el país las últimas dos décadas probablemente será caracterizado como “blasfemia contrarrevolucionaria”, pero obedece a un razonamiento semiológico-etimológico muy sólido sobre el alcance de la noción de indigeneidad.

El diccionario de Oxford define lo indígena como “perteneciente a un lugar específico en oposición a proveniente de otro lugar distinto”, criterio dentro del cual no encajan los cultivadores de coca excedentaria del trópico, un colectivo de génesis obrero-urbano recampesinizado y asentado en el bosque húmedo boliviano como resultado de un cambio de modelo económico que desproletarizó a decenas de miles de asalariados del Estado entre 1985 y 1990.

Un segundo parámetro sobre indigeneidad lo ofrece el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española que apareja la acepción de lo indígena con “aborigen, autóctono, nativo, natural u originario”, nociones que tampoco ajustan, ni en función de adjetivos ni como sinónimos, con la genealogía andina de un conglomerado cocalero, exógeno a la geografía tropical y sin ningún parentesco con las etnicidades originarias de las selvas bolivianas.

Los cocaleros de Evo Morales son la segunda y tercera generación de los asentamientos de colonizadores altiplánicos sus predecesores ibéricos durante la colonia o de sus pares norteamericanos autores del etnocidio de las naciones Powatan, Seminola, Cherokie y Sioux.

El escaso respeto cocalero por los genuinos indígenas, cuyas Tierras Comunitarias de Origen invaden en el propósito de expandir la industria de la coca, y su aversión por los genuinos cultivadores originarios de coca para masticación de las áreas tradicionales en las cabeceras de valle andino, hace de los cocaleros de Evo Morales tan indígenas como la descendencia de los colonos del Mayflower, entre ellos la blonda senadora demócrata Elizabeth Warren, que con una 32ava parte de ascendiente genético y un ancestro ocho generaciones atrás, pretendió declararse indígena en 2018.

Las naciones de tierras bajas y los aimaras de tierras altas jamás le han reconocido al sector cocalero de Morales el estatuto de “indígenas”, ni aun campesinos. Prueba de ello es que el MAS ha tenido que ocupar por fuerza las oficinas de la CIDOB, el CONAMAQ y la misma CSUTCB, o crearles organizaciones paralelas, y ni así las temidas Seis Federaciones del Trópico se han ganado reconocimiento entre los genuinos indígenas.

A partir de un argumento tan pobre como rasgos remanentes de biotipo, Evo Morales y su sector se han beneficiado largo tiempo de la inmerecida presunción de ser indígenas, cuando su ethos, su habitus, su genealogía y su discursividad los inscriben como criaturas del sindicalismo urbano clasista, tres coordenadas del sustrato de la modernidad occidental.

Es tiempo de ponerle un alto a la apropiación cultural, la perversión semántica y el abuso sistemático del término indígena por Evo Morales, que lo ha usado como mecanismo de inmunidad para legitimar sus revanchas y violaciones de derechos humanos contra un país que disiente de la geopolítica de los narcoestados y la economía de la coca ilegal.

/*ERICK FAJARDO POZO ES MASTER EN COMUNICACIÓN POLÍTICA Y GOBERNANZA POR LA GWU-EEUU/

//**LOS TEXTOS REPRODUCIDOS EN ESTE ESPACIO DE OPINIÓN SON DE ABSOLUTA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO COMPROMETEN LA LÍNEA EDITORIAL PLURAL – LIBERAL DE ESTE MEDIO DE COMUNICACIÓN//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Foto RRSS

POLÍTICA | 4 Dic 2021

VISOR / Agencias.- Durante la Cumbre de Justicia que se realizó en Colombia, Carolina Ribera, hija de la expresidente Jeanine Añez, se reunió con el presidente de ese país, Iván Duque, y con el rey Felipe VI de España, para hacerles conocer el caso de su madre, quien se encuentra recluida y procesada por un supuesto “golpe de Estado”.

Foto institucional

ECONOMÍA | 4 Dic 2021

“Estoy hace más de tres semanas en el colegio Ayacucho con este grupo de Emapa, luego hemos pasado al colegio Claudio Sanjinés"

Foto agencias

POLÍTICA | 4 Dic 2021

"Ningún ministro puede decir que está sacando un decreto y que después nosotros (Legislativo) se lo vamos a sacar una ley" 

Foto agencias

SOCIEDAD | 4 Dic 2021

Indígenas de tierras bajas iniciaron una marcha desde Trinidad el 24 de agosto y llegaron el 30 de septiembre a Santa Cruz

Foto agencias

SEGURIDAD | 4 Dic 2021

Dijo que se trata de una “denuncia muy fuerte” porque implica una planilla de 800 empleados municipales

Foto agencias

SEGURIDAD | 4 Dic 2021

Los hombres huyeron este pasado viernes a las 17.30 y ocasionaron destrozos en el centro penitenciario